MARLANGO

Home  /  Agenda  /  Current Page

“I used to know this girl named Suzie Marlango. And her brother’s band name was Joe Marlango. Joe always wanted to kill me. He sang in a bandcalled the Rodbenders. Suzie Marlango used to wear these angora sweaters. I’m crazy about angora sweaters… I guess It’s kind of a hang-up of mine. She had angora socks, and angora shoes. I believe she was originally from Angora. I don’t know where she is anymore, but every time I see an angora sweater, I think maybe inside will be Susie Marlango. He-he-he… Maybe she’s in New Orleans. Well, I’ll be there…”

TOM WAITS (‘Cold Beer On A Hot Night / Romeo is Bleeding’, Sydney 1979). Intro for ‘I Wish I Was In New Orleans’

Leonor Watling no acostumbra a vestir aquellos jerseys de angora que lucía Suzie Marlango y que tanto gustaban a Tom Waits; más bien comparte con éste la pasión por la noche, el humo y los sonidos oscuros. De esta afinidad, y del encuentro con el pianista Alejandro Pelayo y el trompetista Oscar Ybarra, nació Marlango, un proyecto que da salida a las inquietudes musicales del trío al tiempo que homenajea al poeta de Pomona.

En 1998, Leonor y Alejandro grabaron una maqueta con catorce temas para piano y voz donde ya se encontraba el núcleo de lo que sería su primer álbum. En el invierno de 2002, el neoyorquino Oscar Ybarra, recién instalado en Madrid, escucha el material y decide incorporarse al proyecto. Entre los tres dan forma a un trabajo que ve la luz en febrero de 2004. El resultado rebosaba honestidad e influencias que van del rock al jazz, de la música de algún cabaret de entreguerras a la banda sonora de una película de David Lynch o Hal Hartley… Después de un año de conciertos por toda España, Portugal y Japón, y de recibir de manos de Pedro Almodóvar un disco de oro por las primeras 50.000 copias vendidas, en septiembre de 2005 publican su segundo álbum, “Automatic Imperfection”, con idéntico éxito y la confirmación que lo suyo no era flor de un día.

Su tercer trabajo discográfico, “The Electrical Morning”, confirma su madurez como banda e invita a considerar la existencia de un “sonido Marlango”, un sonido con personalidad propia que nació con el aliento de Tom Waits en la nuca y ha crecido con la mirada de admiración puesta en PJ Harvey, Radiohead, Calexico, Mark Lanegan o Eels.

En 2010 publican su cuarto disco, “Life in the Trehouse”, un álbum proyectado como un escaparate de emociones. Las canciones, cualquier obra creativa es eso, un espejo donde ver sentimientos e ideas. A veces, como en este disco, un espejo reluciente. Deslumbrante. Con composiciones construidas a base de complicados detalles que aparentan ser sencillos. “Life in the Treehouse”, la Vida en la casa del árbol, incluye once canciones. Y la colaboración de algunos amigos como Ben y Leo Sidran, Suso Saiz, Jorge Drexler o Rufus Wainwright, entre otros. Un disco de melodías tenues que parecen reclamar un punto de sofisticación. En realidad, de indisimulada fragilidad que vuelve aun más seductor el sonido de la banda de Leonor Watling, Oscar Ybarra y Alejandro Pelayo.


Leave a Reply

  • Details
  • Gallery
  • Tags
  • More